Consejos para limpiar un suelo laminado

cómo limpiar un suelo laminado

¿Sabías que la limpieza de suelos laminados es una de las tareas que menos estrés y trabajo ocasiona? Por eso, si estás pensando en cómo mantenerlo impoluto, has llegado al lugar indicado. Aquí te daremos algunos consejos sencillos sobre cómo fregar un suelo laminado, cómo limpiar un suelo laminado mate y cómo hacer mantenimiento de una tarima flotante.

Pasos para limpiar suelos laminados

El mantenimiento de una tarima flotante implica varios pasos, tales como una limpieza en seco, el fregado y el abrillantado del suelo. A continuación, te mostramos el paso a paso en cado uno de estos escenarios. Verás que resulta muy fácil cuidar y mantener la buena apariencia de estos suelos tan elegantes.

Limpieza en seco

Cuando hablamos de limpieza de suelos laminados en seco nos referimos a la eliminación del polvo que esté presente.

Esta es una actividad que puedes realizar todos los días y no es exigente.

La idea de hacerlo a diario es prevenir que el polvo o la arena pueda rayarlo y dañar su apariencia. Te recomendamos las siguientes maneras de limpieza en seco:

  1. Puedes usar una aspiradora. En estos casos debes estar atento a que las ruedas no rayen el suelo sintético al pasar. Es mejor una aspiradora de mano o un modelo para suelo parquet.
  2. Una escoba suave. Como se trata de una limpieza sencilla que debes hacer cada día, una escoba con cerdas suaves puede ser suficiente. El método es el que tú conoces.
  3. El uso de una mopa seca. Una mopa o trapo seco te servirá para eliminar el polvo del suelo.
Consejos para limpiar un suelo laminado.

Cómo fregar un suelo laminado

La tarea de fregar un suelo laminado se aplica tanto para quitar manchas comunes como para hacer una desinfección.

Por lo general, se utiliza un trapo húmedo, de preferencia, uno de microfibra húmedo. Pero no debe estar empapado porque eso sería dañino para cualquier suelo laminado sintético, puesto que puede comenzar a inflarse.

Te recomendamos seguir este paso a paso:

  1. Después de aspirar el polvo del suelo, lleva la mopa de la fregona a un cubo con agua tibia. 
  2. Escurre la mopa hasta que quede húmeda, pero sin que caigan gotas sobre el suelo.
  3. Ahora vas a fregar el suelo en el sentido de las vetas.
  4. Si después de lavar la mopa varias veces el agua queda muy sucia, lo mejor es cambiarla.
  5. Este paso es recomendable aplicarlo una vez cada semana.

Quitar manchas persistentes

Si te encuentras frente a una mancha persistente, hay varias maneras de atenderla y, esto sería según la naturaleza de la mancha.

No obstante, lo ideal es que mantengas una rutina de limpieza adecuada para que estas no persistan. Aun así, si ya está presente, es momento de eliminarla.

Te damos tres recomendaciones que te serán de ayuda:

  1. Manchas de suciedad común: El procedimiento es el más sencillo, puesto que solo necesitas un limpiador exprés para suelo laminado sintético. Y sigues las indicaciones de uso.
  2. Manchas de grasa: El primer paso sería fregar el área usando un trapo con agua y jabón húmedo. Pero, si la mancha persiste, se humedece el paño con alcohol etílico diluido en suficiente agua. Y retiras enseguida con agua sola.
  3. Pegamentos o pinturas: Si sufres un derrame de estos elementos debes retirar el exceso de inmediato. A continuación, con mucho cuidado usarás un trapo húmedo con un poco de vinagre, amoníaco o alcohol para quitar los restos.

¿Cómo dar brillo a un suelo laminado mate?

Para dar brillo a un suelo laminado mate no te recomendamos utilizar productos caseros de ningún tipo.

Estos productos no han sido creados para esa función y solo pueden causar daños en la apariencia del suelo. Lo ideal es que adquieras un producto abrillantador de los que encuentras en el mercado.

A continuación, los pasos que debes dar al usarlo:

  1. Sigue al pie de la letra las instrucciones dadas por el fabricante del producto.
  2. Aplica el producto con la frecuencia que recomienda el fabricante.
niño limpiardo el suelo
Un niño, limpiando un un suelo laminado con una mopa. Crédito: Pixabay.com

Limpiar suelo laminado con vinagre

Si quieres reducir al mínimo el quitar manchas, entonces el vinagre no debe ser una opción de uso constante.

La limpieza de un suelo con este producto solo sería en casos extremos cuando te encuentres ante una mancha persistente. Y debes procurar dar los pasos con mucha atención para no causar daños en el suelo.

Puedes hacerlo de esta manera:

  1. Colocas una parte de vinagre en cuatro partes de agua. O si el fabricante tiene otra recomendación sobre las medidas, esa sería la apropiada.
  2. Ahora vas a usar un paño de algodón en el que solo vas a humedecer la punta. Haz una prueba en alguna sección poco visible del suelo para ver si no cambia el color.
  3. En caso de que la prueba esté bien, quita la mancha con mucha precisión.

Limpiar el suelo laminado con amoníaco

El amoníaco es un producto con el que debes tener extremo cuidado puesto que es tóxico.

De hecho, cuando vayas a usarlo necesitarás guantes, mantener el área ventilada y evitar cualquier salpicadura.

En todo caso, solo usarías amoníaco si la mancha fuera de pintura, pegamento, tintas o barnices. Los pasos para seguir serían los siguientes:

  1. Con la mayor de las precauciones, vas a diluir una parte de amoníaco en cuatro partes de agua. También puedes mirar si el fabricante tiene otra indicación sobre las cantidades.
  2. Es recomendable hacer una prueba en una sección poco visible del suelo para ver si no quita el color.
  3. Si el resultado es positivo, entonces limpia de manera específica la mancha con la punta de un paño húmedo.

Productos para limpiar un suelo laminado

Para limpiar un suelo laminado no necesitas productos especiales ni de procedimientos complicados. Podemos decir que esta limpieza es una de las tareas más fáciles de realizar.

Hay productos que han sido elaborados específicamente para este tipo de suelo. Esos sí, los puedes usar con confianza.

Pero no es recomendable que utilices productos caseros populares.

Estos serían los indicados para dar un mejor cuidado al suelo:

  • Cualquier producto de desinfección y limpieza de suelos laminados.
  • Los distintos productos elaborados para abrillantar el parquet suelo.
  • Es recomendable tener a la mano un kit reparador para tarimas flotantes.

También hay algunos productos que nunca deberías usar para la limpieza del suelo. Dentro de estos, están:

  • Esmaltes para maderas;
  • Detergentes comunes;
  • Ceras para abrillantar;
  • Siliconas, entre otros.

Cómo limpiar un suelo laminado mate

Los pasos para limpiar suelo laminado mate son similares a los que hemos mencionado en los otros casos.

Solo que en este marco no puedes usar ningún tipo de abrillantador. Para que conozcas mejor cómo hacer la limpieza, te describimos el paso a paso:

  • La limpieza: El primer paso es eliminar todo el polvo y la arena que esté presente en el suelo. Para esto puedes valerte de una aspiradora o una escoba de cerdas suaves.
  • El fregado: Después de la limpieza es momento de fregar el suelo para que quede libre del mínimo sucio. Puedes usar una mopa de microfibra húmeda y pasarla por todo el laminado. Es apropiado usar un producto de limpieza recomendado.
  • Las manchas: En caso de que se presente alguna mancha puedes usar un trapo de microfibra y humedecerlo con un producto recomendado. Vas a la sección manchada y lo pasarás hasta eliminar el daño.
una mopa limpiando un suelo
Una mopa, limpiando el suelo. Crédito: Pixabay.com

Mantenimiento de suelos laminados

El mantenimiento de las tarimas flotantes implica tener en cuenta varios factores externos que le harían daño.

Dentro de estos podemos destacar el polvo, los muebles, el sol y hasta las plantas.

Por eso, a continuación, te indicamos cómo puedes mantener en óptimas condiciones un suelo que requiere de cuidados.

  • Las alfombras o felpudos: Vas a necesitar de ellas para colocarlas en todas las entradas de acceso a la casa que se usen con frecuencia. El objetivo es asimilar todo el polvo y la arena que puedan ir pegadas a los zapatos. Así el suelo no recibirá mucho polvo.
  • Protectores en muebles: Estas piezas son necesarias en los muebles con patas porque así se evitan rayaduras en el suelo. Y si estos tienen ruedas, debes ser más cuidadoso todavía para que al moverlas no se cause ningún daño.
  • Protección del sol: el sol también puede causar daños en la apariencia del laminado. Por eso, si hay alguna entrada directa por las ventanas, lo mejor es colocar cortinas.
  • Las plantas: En caso de que tengas plantas en el interior de la casa, será importante que vigiles el grado de humedad. Esta puede penetrar en el suelo y comenzar a deteriorarlo.

Conclusión

Hemos visto cuál es la manera más adecuada de limpiar un suelo laminado que no genere trabajo extra. Los pasos son sencillos y prácticos, por lo que ahora puedes mantener por ti mismo el suelo en las mejores condiciones.

Además, aquí puedes conocer interesantes tips sobre cómo mantener la casa limpia y cómo limpiar una alfombra. De esa manera, conseguirás que todo en tu casa se mantenga impoluto.