Compartimos 5 sencillos hábitos sobre cómo mantener la casa limpia

cómo mantener la casa limpia
Una mujer limpia las ventanas de su casa. Crédito: Pexels.com

Mantener la casa ordenada y limpia se ha convertido en uno de los desafíos más difíciles de superar. Algunas personas terminan frustrándose y con mucho estrés debido a esta presión tan constante.  La clave del éxito consiste en aprender algunos trucos sobre cómo mantener la casa limpia. 

Verás cómo, con el tiempo, se convierten en hábitos prácticos y sencillos que, al final, te ayudan a mantener la casa ordenada en todo momento. Y lo mejor es que podrás ahorrarte valioso tiempo y esfuerzo para invertir en otras actividades.

Además, no olvides que una casa siempre limpia te ofrece muchas ventajas. Desde disfrutar de más paz y menos estrés, hasta conseguir más espacio disponible.

Y aunque tener hijos en casa o no disponer casi de tiempo podría parecer un problema, estos trucos de limpieza de la casa te ahorrarán mucho esfuerzo.

Cómo mantener recogida la habitación

Las habitaciones son estancias que necesitan un orden singular. Dependiendo del orden que tengas en ellas cuando te levantes, tu día comenzará de una forma u otra. Por eso, te hablamos de dos trucos sobre cómo mantener tu casa ordenada en estas áreas:

  1. Deja la habitación esté ordenada antes de acostarte: El primer paso es ordenar todas las cosas antes de irte a la cama. Puede que esto te parezca un poco complicado, pero no lo es. Solo necesitas doblar la manta del sofá, guardar los zapatos o llevar la ropa sucia a la cesta. 
  2. No dejes cosas pendientes antes de salir de casa: Recoge las cosas que has usado antes de salir. Básicamente, no será más que el pijama o algún otro objeto que hayas usado. Y no olvides que esto no te llevará más de cinco minutos hacerlo.
Sigue estos consejos para mantener tu casa limpia. Crédito: YouTube.com

Consejos para tener el baño limpio

El baño es una de las estancias que debes mantener limpia todo el tiempo. Para ello, aquí tienes estos dos trucos de limpieza para el hogar al asear los baños:

  1. Haz la limpieza de las mamparas: Las mamparas ponen a la vista de todos la falta de limpieza. En ellas se acumula la cal, la suciedad y se evidencian las gotas. Pero si te ocupas de ellas dos veces al mes vas a evitar que se acumule la suciedad.
  2. Limpia cada sección que has usado: Si usas el lavabo, el inodoro o la ducha, crea el hábito de limpiarlo cada vez que termines. Quizás estás pensando en el tiempo que esto requiere. Pero, no te preocupes, no te llevará más de un par de minutos.

Recoger la cocina en pocos pasos

Como la cocina es una de las estancias más utilizadas en cualquier vivienda, hay que mantenerla en óptimas condiciones todo el tiempo.

Si sigues estos pocos pasos para recoger la cocina, verás cómo la tarea te resulta más fácil:

  1. Recoge todo al terminar de cocinar: No creas que es mucho lo que debes hacer. Bastará con que devuelvas a su lugar los utensilios que utilizaste.
  2. Retira la grasa: Después de cocinar, la grasa puede estar presente en varias partes. Para eliminarla puedes usar un quita grasas efectivo que pasarás con un paño húmedo. 
  3. Cada cosa en su lugar: Para que todo esté ordenado necesitas colocar cada cosa en su sitio. Por ejemplo, guarda la vajilla, los aderezos y limpia con un paño para una mejor imagen. 

Trucos para recoger el comedor

Recoger el comedor es una de las faenas que puede causar mucho estrés y, en ocasiones, hasta molestia. Lo cierto es que lo usas todos los días y genera mucho trabajo. Siendo así, para evitarte complicaciones, tenemos estos trucos de limpieza del hogar:

  1. Recoge el comedor nada más terminar: Recoger la vajilla, cubiertos y demás utensilios de inmediato evitará que estos se acumulen y generen olores y desorden.
  2. Lava los platos después de cada comida: Aunque puede parecer mucho trabajo, recuerda que es mejor lavar unos pocos ahora que, acumular una cantidad mayor para luego.
  3. Dejar limpio el comedor: Puedes eliminar cualquier miga o rastro de comida utilizando un aspirador de mano o con un paño húmedo. Solo te llevará un momento.
limpieza del hogar
Una mujer con varios artículos de limpieza. Crédito: Pixabay.com

5 tips sobre cómo mantener la casa limpia y ordenada

Mantener la casa limpia y ordenada no es un tema que tenga que ver con disponer de mucho o poco tiempo o, de vivir en una casa grande o pequeña.

Más bien está relacionado con hábitos que puedes desarrollar y que te ayudan a ser más ordenado. Queremos que conozcas algunos de estos, y te los presentamos como trucos para mantener la casa limpia:

Haz la cama nada más levantarte

Hacer la cama es uno de los hábitos de los que no te arrepentirás. Cuando la cama está ordenada puedes respirar un ambiente más agradable y cómodo donde sentirás paz y confort.

 Se ha comprobado que es un hábito ideal para evitar que proliferen algunos microorganismos. De esa manera, tanto el colchón como la sábana estarán mejor ventilados.

¿Cómo hacer la cama en tiempo récord? Quizás estés pensando cuánto tiempo te llevará dejar tu cama ordenada. Pero te olvidarás de esto cuando compruebes que no tendrás que dedicar más que solo un minuto como máximo. 

Para ello vas a estirar la sábana, colocar el cubre cama y pasar las manos sobre ella. Es tan rápido y fácil que no tardarás en acostumbrarte a este sencillo hábito.

Repasa el baño cada mañana

Para mantener la buena higiene en los baños necesitas darle atención a la limpieza todos los días.

Esta es la clave para prevenir la acumulación de suciedad y la presencia de microorganismos peligrosos. 

Por eso, al limpiar el lavabo, la ducha y el inodoro cada vez que los usas, mantienes todo impoluto.

Pero, no te estreses. No te llevará más de un par de minutos con estos trucos:

  1. Con una escobilla puedes asear el inodoro después de usarlo. Esto facilita la tarea cuando tienes que hacer la limpieza a fondo.
  2. Después de ducharte puedes usar toallitas limpiadoras de superficie para secar los azulejos y las mamparas. Eso evita que se acumule la cal, gotas o suciedad.
  3. Cada vez que uses el lavabo, déjalo limpio y seco para que no se acumulen manchas de agua. Esto lo puedes hacer con una bayeta de microfibra fácil de usar.

Saca la basura todos los días

Otro de los hábitos saludables para mantener la casa ordenada y limpia es no dejar basura para el siguiente día. 

El objetivo que debes trazarte es eliminar cualquier desecho y llevarlo al área del aseo. Para hacerlo eficazmente debes colocar todo residuo en bolsas resistentes. Debes escurrir bien la basura para que no genere humedad ni malos olores. 

¿Y cuándo es el momento ideal para sacar la basura? Por lo general, dejamos esta tarea para cuando se termina el día y ya casi no tenemos fuerzas para más nada.

Por ello, lo ideal es sacar la basura cada mañana antes de salir de casa.

madre e hija limpiando
Madre e hija limpiando los platos. Crédito: Unsplash.com

Recoge la mesa y lava los platos justo después de comer

Lavar los platos es una de las tareas de nunca acabar porque siempre que comes se utilizan varios platos y otros utensilios. 

La clave para tener la casa ordenada y limpia es recoger la mesa justo al terminar de comer. Retira las vajillas, los cubiertos y cualquier otro utensilio que hayan utilizado. Los colocas en el lavavajillas y, ahora utilizas una aspiradora para eliminar las migas.

Pero no olvides lavar todos los platos. 

Para ahorrarte tiempo y cumplir con la tarea eficazmente, es recomendable utilizar agua caliente y mezclarla con jabón líquido. 

El agua caliente ayuda a una mejor higiene en los utensilios, y combinada con un buen jabón quedarán impecables rápidamente. 

Hacerlo así alivia el estrés de ver tantos platos acumulados, y mantiene la cocina y la casa limpia.

Guarda tus cosas en cuanto llegues a casa

Ser ordenado al llegar a casa te ayudará a reducir la acumulación de tareas y, al mismo tiempo, el estrés por encontrarte ante un desorden. 

Por ello, recomendamos guardar cada cosa en su lugar en cuanto llegues a casa. 

Coloca el abrigo, la ropa, el bolso, el calzado y cualquier otro elemento que traigas en su respectivo lugar. No dejes nada donde no corresponda. Es cierto que este hábito puede parecer un poco difícil de practicar porque cuando llegas a casa el agotamiento te quiere vencer. 

No obstante, llevar cada objeto o vestimenta a su lugar correspondiente no te llevará más que unos instantes adicionales. 

Y vale la pena tenerlos ordenados porque al momento de hacer la limpieza a fondo, te olvidas de organizar tantas cosas.

Preguntas frecuentes

Ahora que ya hemos abordado algunos de los consejos sobre cómo mantener la casa limpia, respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes de nuestros lectores:

¿Cómo mantener el orden en una casa con niños?

Los niños pueden hacer impredecible cualquier plan o estrategia que te propongas. Pero estos tips te ayudarán a alcanzar los objetivos.

  • Crea un calendario donde puedas plasmar las actividades más importantes. Organiza en él las tareas del día, de la semana y del mes. Y trata de aferrarte al plan.
  • Esfuérzate por mantener el orden. Para ello, debes evitar la tentación de dejar cosas colgadas donde no pertenecen.

¿Cómo puedo ser más limpia y ordenada?

Quizá hayas notado que hay personas muy ordenadas y limpias, y te preguntes, ¿por qué yo no? Estas recomendaciones te ayudarán.

  • Convéncete de la importancia de la limpieza: Lo primero que debes hacer es cambiar la forma de pensar sobre el orden y la limpieza. Piensa que es fundamental.
  • Sé una persona de hábitos: No dejes las responsabilidades al azar, establécelas como parte de tu rutina. En poco tiempo verás cómo se convierten en hábitos.
  • Tómate tu tiempo: Para planificar vas a necesitar sentarte y pensar en una estrategia que resulte más útil.

Conclusión

Al pensar en cómo mantener la casa limpia puedes tener muchas barreras, pero todo dependerá de tu actitud y tu disposición. 

Hemos hablado de varios trucos para limpiar la casa a fondo y para mantenerla ordenada en todo momento. Por eso, asegúrate de convertir estas recomendaciones en hábitos que te acompañen cada día.

Con buenos hábitos, la limpieza de la casa deja de ser una faena pesada porque verás los efectos positivos que produce. Y nunca olvides que una casa pulcra y ordenada es sinónimo de paz, tranquilidad y sosiego. Siendo así, ¿quieres decirle adiós al estrés cuando estés en casa? Entonces, mantén tu casa ordenada y limpia siempre.