Qué hacer si tu portátil no enciende: 6 soluciones

qué hacer si tu portátil no enciende
Un portátil con la pantalla negra. Crédito: Pixabay.com

Si tu portátil no enciende entonces es probable que tenga un fallo. El problema está en que este puede tener distintas causas. Aquí trataremos de revelar cuáles son los posibles motivos que hacen que tu portátil para gaming o de trabajo no encienda y no funcione.

Aunque es recomendable acudir a un técnico, conocer cuáles podrían ser las posibles causas resulta muy importante. Con esta información, podrás tener mayor certeza a la hora de reparar tu equipo y que este vuelva a funcionar. Así que, responde a la pregunta de ¡por qué no arranca mi PC en esta guía!

Causas de por qué tu portátil no enciende ni carga

Método 1. Verifica la fuente de alimentación

Una de las causas por las que un portátil no arranca es la falta de energía, ya sea por causa de la fuente de alimentación como por la batería.

  1. Revisa la batería

Si tu portátil tiene una batería extraíble es importante verificar que esta funciona adecuadamente. Retírala y verifica que la batería no está inflada o no presenta algún tipo de daño. Otra buena forma es coger la batería y conectarla a un ordenador similar para ver si aún tiene corriente.

En caso de tener un voltímetro en casa, puedes usarlo para verificar si la batería aún tiene corriente. Ponerla a cargar y revisarla con el voltímetro también es útil para verificar que aún tiene la capacidad de retener la carga.

  1. Revisa la fuente de alimentación

El mismo problema también puede venir de la fuente de alimentación externa. Es decir, el cargador o el eliminador de la computadora. Daños como un fusible quemado o un cable roto o pelado pueden hacer que la corriente no fluya.

También debes verificar que la fuente de alimentación sea la correcta. Revisa que el voltaje y amperaje de la calcomanía del cargador correspondan con los datos indicados en el ordenador. 

No olvides de verificar que los enchufes de tu casa tengan corriente, ya que esto es otra causa que descartar.

Demostración para reparar un portátil que no enciende.

Método 2. Verifica la pantalla

Aunque no lo creas, otra razón por la cual un portátil no arranca está en la pantalla. Y es que si la pantalla está negra es porque probablemente esta se encuentre dañada.

  1. Revisa pantallas externas

Tener conectada una pantalla externa puede generar un problema en el ordenador interfiriendo con el software y este podría ser el motivo por el cual el portátil no enciende. Por ello, desconectar cualquier pantalla externa es muy importante.

Si tienes conectado un monitor o pantalla mediante cable HDMI o mediante cable VGA, desconéctalos y revisa que el ordenador encienda. 

Si el portátil se apaga de repente y no enciende entonces es probable que no sea la pantalla.

  1. Revisa la pantalla del ordenador portátil

En caso de no tener pantallas externas o que estas no fallen, el problema puede ser la pantalla del mismo portátil. 

Enciende el portátil y presta mucha atención al mismo, ya que a partir del sonido podrás ver si la pantalla funciona o no. 

Y es que encontrar si una pantalla no funciona puede ser complicado si no sabes cómo hacerlo adecuadamente.

¿Escuchas el ventilador del ordenador? ¿El disco duro del portátil está girando, haciendo ruido y vibrando? ¿La pantalla se queda negra? Entonces es probable que el problema sea la propia pantalla. Esto lo puedes confirmar si el botón de encendido o el LED de encendido de la computadora está brillando.

Si la pantalla se queda negra ¡Entonces no es la pantalla!

código de matrix
El código Matrix. Crédito: Pixabay.com

Método 3. Desenchufa y extrae las unidades USB o tarjetas de memoria

Otro problema que podemos encontrar está en los conflictos que puede generar una unidad USB o una tarjeta de memoria externa en el arranque de un ordenador. 

Aquí te contamos cómo verificar que las memorias sean el impedimento para que el portátil arranque.

  1. Desconecta el USB o las tarjetas de memoria

Aunque las USB, memorias externas o tarjetas SD como tal no cuentan con sistema operativo, estas sí que pueden bloquear el sistema de arranque. Esto por dos motivos: El primero es por contener algún programa dañado y el segundo, por contener un programa maligno.

Desconecta las memorias USB o tarjetas y revísalas en otro equipo, escaneando en busca de virus y revisando el contenido. 

Así podrás descartarlas como una causa de que tu portátil no enciende.

  1. Desconecta cualquier disco duro externo

Otra de las unidades de almacenamiento externas más comunes son los discos duros, que se utilizan con gran frecuencia. Un disco duro puede afectar el sistema de arranque si este está corrupto o dañado por la gran capacidad interior.

Lo primero que debes hacer es desconectar el disco duro externo para descartarlo como una causa de daño. 

Al igual que en el punto anterior, recomendamos revisarlo en otro ordenador seguro para ver que el contenido no es el problema. También escanéalo en busca de cualquier malware o virus.

Método 4. Prueba un disco de rescate

Los discos duros de rescate o de arranque están pensados para ayudar al ordenador a iniciar en caso de problema. Esto mediante un respaldo del sistema operativo externo. Aquí te contamos cómo usar estos discos.

  1. Prepara el disco de rescate

Para poder utilizar un disco de rescate, debes tener dicho disco o memoria USB. Windows, por ejemplo, suele incluir un disco de rescate que está pensado para restaurar el sistema operativo en caso de algún problema. Basta con coger el disco duro y colocarlo en tu portátil.

En caso de no contar con el disco de rescate, debes crear tu propio disco duro de rescate o tu propia memoria para restaurar el sistema operativo. Esto lo puedes hacer descargando el sistema operativo o buscando algún tutorial para crear tu memoria de rescate.

  1. Disco de rescate con antivirus

Si el problema de tu equipo es causado por un virus, entonces debes optar por un disco de rescate que tenga incluido un antivirus. Esto con la finalidad de usar las herramientas que permiten escanear y eliminar los malwares.

Cuando compras un antivirus, muchos incluyen este tipo de discos de rescate con las herramientas de antivirus listas para ser usadas para restaurar tu portátil en caso de un daño en el sistema operativo por virus.

un ordenador portátil
Un ordenador portátil Macbook Pro. Crédito: Pixabay.com

Método 5. Arranca en modo seguro

El modo seguro es un modo que permite al sistema operativo entrar en una versión a prueba de errores o de fallos. Esta es una de las formas más efectivas para lograr encender tu portátil.

  1. Entra al modo seguro

Para entrar al modo seguro, debes encender tu PC y presionar la función tecla F8 con frecuencia e intensidad dando muchos clics. Así harás que el ordenador entre al modo seguro de Windows.

Una vez presionado F8, la pantalla te indicará cuáles son los pasos por seguir para entrar completamente al modo de arranque seguro. 

Esto no funciona del todo en Windows 10, ya que algunas versiones requieren forzosamente usar un disco duro de rescate para poder entrar al sistema operativo.

  1. Restaurar el sistema operativo

Si has logrado entrar al sistema operativo en su versión modo seguro, aquí encontrarás una función la cual te permite restaurar el sistema operativo. 

Restaurar el sistema operativo no es tan difícil como podría parecer por lo que tú podrías hacerlo. 

En caso de que esto no resulte, es probable que debas buscar a un experto ya si el modo seguro consigue reparar tu problema, entonces el daño podría ser bastante alto y se requiere de una restauración total del portátil.

Método 6. Verifica si hay hardware defectuoso o incompatible

Si has descartado que sea un fallo de software o un problema con el sistema operativo, quizás el problema esté en el hardware del equipo. Aquí te decimos cómo comprobarlo:

  1. Revisa que el hardware esté en buen estado

Lo primero que debes hacer es revisar que el hardware esté en buen estado, ya que si cuenta con un daño probablemente no funcionará. 

La memoria RAM y el disco duro son los primeros lugares donde debes revisar que el hardware esté en buen estado.

También debes revisar el procesador para verificar que esté en buen estado. No se te olvide comprobar la placa base o placa madre, así como los ventiladores, memoria gráfica o de video, etc. En caso de estar en buen estado el hardware, puedes proseguir al siguiente punto.

  1. Revisa la compatibilidad

Si el hardware está en buen estado, entonces es probable que haya un problema de compatibilidad. Esto es algo que debes tener en cuenta, sobre todo si has añadido nuevo hardware, actualizado el viejo o colocado algunas refacciones porque se dañaron o estaban muy desgastadas.

Quizás, instalaste una memoria RAM nueva o un disco duro incompatible, obsoleto o de otro equipo, lo que ha hecho que tu portátil no arranque. 

En este caso, tal vez deberías preguntarte si es momento de echar un vistazo a los nuevos portátiles de calidad precio asequible y reemplazar el que ya no arranca.

Conclusión

Ahora que ya sabes cuáles son las razones por las que tu portátil no enciende, entonces puedes intentar repararla tú mismo (en algunos casos). En caso de que el problema sea grave, lo mejor es buscar a un buen técnico o especialista para que repare tu portátil con seguridad y confianza.

Te recomendamos darle mantenimiento constante a tu equipo para evitar daños en hardware. Instalar un antivirus también es muy útil para protegerla. Comprar un maletín portátil para mujer te ayudará a evitar golpes que dañen la pantalla. 

También es útil cuidar el cargador o fuente de poder y proteger los cables para que no se dañen.